Páginas Personales   Dr. Good   Cactusland   Viva Chile   Reportajes   Vídeos   Artículos   Guía Cultivo 
El mundo de los cactus Mapa de Sitio cactuscenterclub.com
 Inicio a la taxonomía 

HISTORIA DE LA TAXONOMÍA DE LOS CACTUS.

Plantas del Nuevo Mundo hasta 1970

Desde 1800 hasta 1900, aumenta el interés por las cactáceas y muchos grandes botánicos europeos como Humboldt, Salm-Dyck, Lemaire, Engelmann, Schumman, etc., realizan viajes al continente americano y el número de cactus descritos crece apabullantemente.

De 1900 a 1950, los investigadores de Estados Unidos recogen el testigo de los europeos y comienzan estudios más especializados. Un archimillonario de la industria del acero, Andrew Carnegie, pone a disposición de Lord Britton, director del Jardín Botánico de Nueva York, y Nelson Rose, de la Institución Smithsonian, todo el dinero y medios materiales que un investigador pudiera soñar. Con un impresionante equipo, material y humano, recorren de cabo a rabo los continentes americanos. Viajan a Europa y visitan sus jardines, consultan herbarios y archivos, obtienen la colaboración de renombrados botánicos, hablan con especialistas, recorren colecciones privadas de cactus y viveros productores. Finalmente, entre 1919 y 1923, publican cuatro volúmenes en una obra que titulan "The Cactaceae". -En 1993, me concedieron permiso en la Biblioteca Nacional de Madrid para trabajar con un único volumen de la edición original que allí se conserva, el relativo a las Opuntias, y fue toda una experiencia para mí el descubrir unos grabados y trabajos de campo sencillamente maravillosos. Una obra única e irrepetible. Parece ser que los otros tres volúmenes fueron robados.-.

En este trabajo de & Rose, crean, a partir de la Familia Cactaceae, una división en Tribus, Subtribus y Series. Esta clasificación es todavía seguida por muchos en nuestros días aunque se han hecho muchas modificaciones. Britton & Rose son los padres de la cacología moderna.

Muchos investigadores alemanes, en particular después de la II Guerra Mundial, brillan por sus estudios de cactáceas. Quizás podríamos citar como el más relevante a Curt Backeberg, quien vuelve a revolucionar en los años 50 la taxonomía de los cactus con su obra "El Léxico de los Cactus". Crea Subfamilias y las divide en Tribus, Subtribus, Grupos y Subgrupos. Establece numerosos nuevos géneros y añade numerosas nuevas especies y variedades. Muchos de ellos no fueron aceptados y se encuentran abolidos en la actualidad. No obstante, en el mundo de productores y especialistas, su clasificación sigue actualmente muy viva.

Taxonomía de los cactus desde 1970.

A lo largo de la década de los 70, la nomenclatura de los cactus se ha convertido en algo enrevesado hasta para los mismos botánicos. A la aportación de especialistas aventureros en el descubrimiento de nuevas especies se han sumado las de aficionados, cazadores de plantas y semillas, excéntricos millonarios y obsesos coleccionistas que recorren desiertos y tierras ignotas a la búsqueda de nuevas plantas a las que bautizar (hoy día aún sigue siendo así).

Como novedades de esta época más moderna, podemos citar la aportación de las redes ilegales de traficantes en el soporte económico de ciertas expediciones: Algo así como "descúbrame Vd. una nueva taxa que yo iré detrás a expoliarla sobre el terreno". Principalmente, el escaso atractivo comercial de los cactus dentro de la jardinera en general no justifica grandes inversiones en su investigación. El tremendo tirón que ejerce el coleccionismo en esos años, junto a la desastrosa situación de la flora cactácea en sus lugares de origen ayuda a que se le preste un poco más de atención a la familia Cactaceae.

La llegada de los botánicos sistemáticos para poner orden en la clasificación de las cactáceas no se hace esperar. Son numerosos los estudiantes universitarios que utilizan el estudio en profundidad de algún género o especie de cactácea para su tesina de doctorado. La clasificación de ckeberg sale muy maltrecha de los resultados que se obtienen investigando el polen y las semillas con sofisticados microscopios electrónicos.

A partir de 1990, la clasificación que hace la IOS de los cactus ha producido tremendos cambios que llenan de confusión a propios y extraños. El baile de especies entre géneros es tremendo y muchas variedades han sido abolidas. Siempre estamos a la espera de recibir una lista actualizada, en estos momentos el "revuelo" organizado por Hunt y su "Lexicón de Cactus" editado en 2006. Desde hace años, los estudios sistemáticos se están realizando sobre la genética y el ADN de los cactus. Este tipo de investigación es carísima y las últimas noticias sobre el tema indican que todavía falta un 20% de géneros por estudiar debido a la falta de recursos económicos puestos a disposición de los investigadores. Con total seguridad, estamos a las puertas de otra clasificación mucho más sofisticada. En fin, paciencia. Ya sabemos que la vida del cactusero es muy dura a veces...